miércoles, 30 de diciembre de 2009

¡Noche Buena!


Por ti
la simbiosis de la noche y estrellas.

El infinito de los te quiero,
el rito de mirar a la luna.
y nuestras huellas por la playa,
visitada por las olas.

Siento las aves de tu pelo, en mi rostro,
entre el manantial de tu risa,
y tus besos de esquimal.

En estas fechas de frío,
dentro de la ternura de tus piernas.
eres abrigo en madrugadas de invierno.

¡Que importa si en primavera termina todo,
quien me quita las noches buenas!

lunes, 28 de diciembre de 2009

Y volví a encontrate
















Después de un beso, dijimos adiós.
Me marche, el cielo ennegreció
e inicio la lluvia.

Y volví a encontrarte,
te aspire en el aroma que las cosas
despiden al contacto con la lluvia.

Te percibí en el roció.
que acumulan las hojas.
En las finas gotas que cubrían los
pétalos de las flores.

En los charcos,
en el asfalto
lustroso y mojado,
En el aroma de la tierra,
de las plantas y del silencio.

En la tranquilidad de la noche,
en el suave viento, en la brizna
que acariciaba mi cara.

Resbalaron juntas lluvia y lágrimas,
tú, dispersa, estabas a mi lado.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Eres lluvia.






















---------En tu lejanía

------------eres:

-----------¡lluvia

-----de pretéritas tardes,

-frías, melancólicas y tristes!


------En tu proximidad

-----------eres

----------¡Furia

--------
de tormenta

------
gritando te quiero,

-----------tu ser,

--------
tu cercanía¡

Dos kaikus en busca de una Tanka.















En el silencio,
la Luna en cristales,
eco de besos

Al amanecer
tu sonrisa, tus labios
atan momentos

Eco de besos
la Luna en cristales
En el silencio
tus caricias tus labios,
atan momentos al alba

Tanka Ocaso.

Imagen de Mar Cantón http://diariodediasraros.blogspot.com/














Semicírculo
astral en agonía
se moja de mar
Reflejan las estrellas
ensortijadas olas

sábado, 28 de noviembre de 2009

lunes, 9 de noviembre de 2009

viernes, 6 de noviembre de 2009

Haikus - Invernal-



Sopla viento
prevén copos de nieve
las hojas marón.

Blanca comarca.
Vidrios en el aire
descendiendo.

Cristales fríos,
ninguno es similar,
como las almas.

Ríen los críos
lanzan bolas de nieve,
retozos y risas.

Brazos de grumos
traban la vida diaria.
Surgen muñecos.

En invierno,
paisajes de amor
halla el alma.

martes, 3 de noviembre de 2009

Tu marido psicoanalista te esperaba para cenar.


En la oscuridad del lecho,
en la deslumbrante desnudes de tu cuerpo,
después de mi ternura, de mis caricias
que procuraron tus sensaciones voluptuosas.
Después de las transformaciones de tu cara
por la intensidad de tu orgasmo,
en la tibieza de las sabanas y de tu cuerpo
aun arañando y apretando al mío,
sentenciaste: ¡Sí, no lo sentiste no es mi culpa!
y con prisa te dirigiste al baño.

domingo, 11 de octubre de 2009

Amor ecológico



Olvida los mariscos y las ostras,
no estimulan... es un mito,
por ello no las consumas.
No persigas rinocerontes, ni los mutiles.
Lo de su cuerno… es otro cuento.

Apaga las luces, Benedetti lo dice,
es mejor, una mujer a oscuras
Antes del trance, lo más afrodisíaco,
es una ducha. ¡Ah como reluces!

Entre dos, más agua ahorras.
Si a Greenpeace perteneces,
lo mejor... es entre tres.

Para evitar el sida... el preservativo.
La saliva es lubricante natural.
No uses vaselina,
así preservas el petróleo.
.
¡Evita la tala!
De paja, de hojas,
de floresta la cama.
.
Con sabiduría ecológica
libre de transgénicos
comete de Eva... la fresa
y, ya desnuda, a toda ella.

Toda la huerta.

martes, 6 de octubre de 2009

Disculpe señora.


Disculpe señora

¿donde queda…?

Ella se aleja molesta.


¡Perdone que la siga

pero son sus besos!


Ella contesta airada:

¿Cuales... si apenas
lo conozco?

¡Los futuros
que vislumbre en sus ojos!

¡Que descaro!

¿Descaro? ¿y el suyo
al prometerme su boca
un arrullo?

¿Como dice, en que momento?

En el mismo en que sus labios,
sonrieron divididos,
dibujando un guiño.

¡Pero que locura,
la sonrisa tenía otro destino!

¿Se da cuenta,
me entiende, es cupido,
quien no piensa?

Yo pasaba por la plaza
indagando una calleja,
usted entonces sonrió
y en mi, ese su reír se fijó.

Fue herir, su respiro
a olor de gardenias,
mi voluntario y largo encierro.

¡Que tonterías,
por mi, no siga ahí,
pero, no me acose!

¿Que?
¡Pero si fue su andar
que me dicto no dejarla
ni a sol, ni a sombra¡

¡Al fin sonríe
como me alegra,
a manera
de alondra
el día!

¡No coliga
nada de mi sonrisa
que de sus desatinos,
quizá me rió!

¡Linda señora
que bella es usted!
¿Cual es su nombre,
acaso es usted casada?

¿Entonces me dirá usted
la distancia que existe de aquí
a la calle Cervantes Saavedra?

Los mire alejarse...

Saben, sólo aguce el oído,
durante la charla,
para aprender de la labia,
de este tipo.

A su paso, las palomas
de la plaza alzaban el vuelo,
Me pareció mirar entre ellas,
a cupido que reía.

sábado, 3 de octubre de 2009

Cuarto sin estrellas.



Necesito escribir grafías que me desnuden.
Que griten,
que expresen esta primitiva necesidad
de desearte desnuda,
por mirar, de arriba abajo tu cuerpo,
para regresar a tus ojos
que me guiñan ¿por qué tardas?
y se avive el romanticismo
del que disfrutamos.
Que hoy sólo seamos, dos seres
disfrutando en su piel,
de la piel del otro.
.
Necesito de tus besos acuosos
como necesitan los caimanes la humedad.
Necesito mirar la contracción de tu faz,
sentir tus espasmos.
Hoy necesito de tu rostro
en esta lluvia fría y pertinaz,
en esta soledad, en este cuarto sin estrellas.

sábado, 26 de septiembre de 2009

¿Que me gusta de ti?



¿Que me gusta de ti?

veras:

Los lunares de tu cara

y de tu cuerpo,

la forma de tu pelo,

tus preguntas indiscretas,

la ternura de tus besos en mis ojos

Tu... no que grito!

tu, me ven...go

En fin niña popis tu salero

viernes, 31 de julio de 2009

Enamorarse.


....................................Volar

...................................y.darse,

.................................reloj perdido

................................en la memoria.


...................................Recuerdo

................................de algo bello,

....................................perdido

................................en lo infinito.

..................................El silencio

.........................apagado por tus besos.

sábado, 25 de julio de 2009

Tus ojos.


En el amor y suspiros
tus ojos son lagos
de los que humedecido emerjo.


En los días de lluvia
son mi refugio, y una guía
para de la tristeza salir ileso.


En los días bañados de sol,
entrecruzo miradas con ellos,
y son mi alegría su destello.


Cuando en el amor los cierras,
en tu piel, en tus labios, tierras,
nuevos mundos encierro.

viernes, 3 de julio de 2009

La lluvia



A la noche la sedujo
con líquidos susurros,
velo su oscuridad,
le hizo sentirse hermosa,
Le contó de nubes y éxodos.

La lluvia humedeció el aire,
a la tierra, a las aves.
Canturreó sobre techumbres,
creció a los ríos, mojo piedras,
infiltro al aroma
y vistio a los árboles.

Bañaron sus gotas
los besos de antaño,
de ese tiempo detenido
de sonidos manantiales,
y de primeras luces.

Lavo la lluvia,
el ayer en mis ojos.

martes, 30 de junio de 2009

Hoy sólo soy noche y estrellas.




Hoy fui madrugada


iluminando oscuridades .




Hoy fui un amanecer


de pájaros viajando.




Hoy fui una placida tarde,


de pausado, tardo ocaso.




Hoy mi contento, han sido tus ojos,


la arena movediza de tus iris.


La irrealidad de lo que te pareces, tanto a ti,


la realidad, que aún me gustes, tanto así.




Mi gozo, es perderme nuevamente en tu sonrisa.


Hoy volví a la adolescencia, ante esta foto tuya,


olvidada en un cajón y que pensé perdida.




Hoy tras la lluvia, solo soy noche y estrellas.

sábado, 20 de junio de 2009

El primer amor.


Nunca se aleja.
Permanece en los silencios,
en la fragancia a pinos.
En nuestras pisadas por callejas y pasadizos.

Nos parece verlo en una hoja,
o en aquella banca,
en una gota de lluvia ,
en las alas de una mariposa.
En el amanecer de aves y trino.


En el quedo murmullo
de noche y de nubes.
En el incienso del recuerdo
que humedece los ojos.

Como olvidarse de ella
en una anochecida de luciérnagas,
por la pasión de otra.
Sí el viento nos trae…
su aroma
cuando la amante pregunta ¿en que piensas?

lunes, 8 de junio de 2009



Tan pronto el sol, pensar en ti.




Por tu boca, en ensueños


me engullía las mañanas.


A sorbos los mediodías,


delirando por tu rostro.




Pensar en ti, tan pronto el sol.




Al verte jugueteaba el corazón.


Tú en mí, en todos los ocasos,


por los te quiero de tus ojos.




Tan pronto el sol, pensar en ti.




Por tu amor aguardaba en la calleja.


¡Ahí sin ti... Luceros y Luna!


¡Qué niño fue mi amor,


a tus ojos… siempre prendido!




Tan pronto salía el sol pensaba en ti.

lunes, 25 de mayo de 2009

Por qué la quiero preguntas



Por qué la quiero preguntas
porque ella es
el trigo de todos mis días
y en su pelo claro se mueve la brisa.
Sus ojos, dos niños traviesos.

Su risa,
manantial
que calma mi sed y moja mi cuerpo.
Su carácter alegría pura
que a mi alma desnuda.

Su cuerpo es
motivo de mis desvelos,
en la noche son mis sueños
y en el día mi fantasía.

domingo, 17 de mayo de 2009

Hay días...





Hay días

grises,

vientos

iracundos,

irascibles.


Días

suspiros,

lloros,

lluvias,

susurros.


Días

cristalinos:

oasis,

brillos,

esplendidez.

viernes, 15 de mayo de 2009

Tu sonrisa y labios atan momentos





Es tu sombra, tu figura en la ventana
que me espera, lo que a mi alma desnuda.

En sus ojos, los luceros, que a mi regreso,
sus destellos gritan ¡cuanto te quiero¡

Es el ingenio de tu charla, la que posterga,
el perfume de tu desnudez en nuestra cama.

Orquídea la aventura de tus ojos,
misterio, que cautivan a los míos.


En el silencio, la luna en cristal, eco de besos
Al amanecer tu sonrisa y tus labios, atan momentos.

lunes, 11 de mayo de 2009

Haiku Luna



----------------------------------En horizonte

--------------------------------reclinada montaña

-----------------------------------la luna mira

viernes, 8 de mayo de 2009

Días de prisión.




Esos días grises de lluvia,

con sabor a despedida.


Eso días de nostalgia

de sierpes y niñez


Días de añoranza

por los colores idos,


por los amores,

perdidos,

sin saber ya nada de ellos.


Días de tristeza

que se cuelan en el alma.


Días de niebla,

en que la desolación

te abruma.


De esos días de poetas,

de leerlos,

sin alivio.

De días de mirar... la vida pasar.

domingo, 3 de mayo de 2009

Ahí estaba yo.


Ahí estaba yo en aquella penumbra
de constelaciones brillando,
ahí en la noche negra, en el cielo claro,
cuando leí tu adiós .
-
Ahí estaba yo, como el horizonte,
entre el mar y el cielo,
Como arena, entre olas de ocaso y olvido,
entre el vuelo de los pájaros en regreso.
-
Me quede ahi; entre el sonido,
de élitros de grillo,
de timbales de cigarras.
Entre añoranzas.

Entre la lluvia,
que después desataron las centellas.
Ahí permanecí...
lavando mi alma, en la llovizna.

Por eso, no te extrañe tanto.

viernes, 1 de mayo de 2009

Se han llenado de oscuridad sus huecos.


En la ventana mirando a través
la lluvia, recuerdos, lugares
tu cara nostalgia feliz ...
en esta tarde tan, tan gris

En el silencio el olor a pinos.

Mis ojos siguen imágenes,
miles de gotas en racimos,
mojando dos cuerpos, dos seres.

La infancia, la juventud, años

perdidos en esos recuerdos,
pensando en ti, en las lluvias
de esos hermosos dias.

Vuelvo los ojos al bosque, a los claros

se han llenado de oscuridad sus huecos.

sábado, 25 de abril de 2009

Cementerio del amor.

Ayer lo supe
al mirar en el universo,
titilar a los luceros.

Esos brillos, son suspiros
que en el frió intergaláctico
trepidan.

Pensamientos de amor
atrapados, que aún centellean.

Ayer lo supe.

En un suspiro entrecortado,
en esa inmensidad
ansíe verte palpitar en un astro

Y descubrí que cielo es un cementerio de amor.

jueves, 23 de abril de 2009

La lluvia sirve.




La lluvia sirve,
para correr entre ella,
para mojarnos
y rodeados de rocío;
entre calados besos,
reír abrazados.

Dentro de un paraguas
la lluvia, nutre quimeras,
promesas y sueños;
envueltos, sitiados,
entre querellas de luz y de truenos.
.
A los desolados
también les sirve la lluvia...
para comparar su tristeza.

lunes, 6 de abril de 2009

Tristeza otoñal.


Historia para Tristany
El otoño conversa conmigo,
sus hojas, que por el aire se elevan, me hablan de ti;
se parecen tanto a tu transitar por la vida,
por la forma errabunda en que te llevaba el viento,
prodigando caricias aquí y allá… mientras yo callaba

Sus ocres me hablan del color de tu pelo,
amarronado, cabellos con quien jugueteaba el aire.
Su fresco viento me recuerda tu gracia y donaire.
Arrogancia que amaba y me hería.

Que similitud con el otoño tenían tus ojos.
de luz mortecina, color hoja... al paso de mi pasión crepitantes.
Te pareces tanto a la estación. Tú que fuiste alegría en los veranos
mudabas de hojas, la tristeza te sitiaba, alteraba tus atavíos.
Sin embargo, tu mirada perdida, fue tan bella, como son sus atardeceres

El otoño evoca, mi amor por ti, en esos días, tus suspiros
y tus tiempos acortados de luz; de fiesta pagana, desnuda,
de muñeca de paja, con luna de trampero, en lo alto, bella, ciega.

El otoño me lastima tanto hoy. Sin ti miro al cielo:
Leonidas, lluvia de meteoros y recuerdos.
Con ojos llenos de lagrimas, decías aquella estrella soy yo,
esa, la pequeñita, la que casi no brilla... yo te abrazaba.

Estoy aquí, desconsolado por tu suicidio
y en noches como estas
noches de otoño, de luna luminosa, tan bella como tú… blasfemo.

lunes, 23 de marzo de 2009

Como algunas otras noches



Hoy, como algunas otras noches
supe de ti, regresaste a mis sueños.
Esta vez no paseamos por el parque.
Ni me esperabas, observando a través de la ventana.


Tampoco llovió.
Ni te convertiste en ola o viento.
Juntos charlábamos.
Hablamos como nunca,
por horas, nos escuchámos,
no cupo la nostalgia… hasta despertarme.

sábado, 21 de marzo de 2009

En este cuarto.




En este cuarto tan tuyo y tan mío,
hemos compartido paz y orgasmos.
Este cuarto ha sido nuestro niño
dando sus recuerdos los primeros pasos.

Lo alimentamos con ternura y
lo hemos visto crecer, con cariño
le dimos sentido y libertad.

Siempre le preguntamos y nos
interesa su futuro de amor compartido.
Es tan indefenso... tan confiado, que se le
agregan cosas y las creé.
No ha aprendido a engañar.

Tiene tanto interés por saber,
que no le debe faltar tu amor,
sin él crecería torvo, reprimido... amargado,
la tristeza lo envolvería...
y dirían; ¡Que cuarto tan triste¡

martes, 10 de marzo de 2009

De ocaso y madrugada


Vivo entre los verdes
de la hojas de mis flores,
de pradera, de jardines y limones,
de prados y floresta.

Entre el Trigo de tus ojos permisivos.
.
Entre amarillos:
de Naranjos y Jazmines,
amarillos de arbustos,
Crisantemos, Girasoles.

Entre el amarillo otoño de tus ojos.

Entre tus negros; de gato,
negro de potro,
de oscuridad sin luceros,
de hoyos, de tu mata de pelo,
de pozo y túnel y boca de lobo.

Entre la magia de tus ojazos brujos.

Entre mis azules de Petunias,
Felicias y Lobelias, de lago y Heliotropo.
De los matices del añil que recuerdo,
Entre indigos de mar y de cielo.

Entre las Jacarandas de tus lindos ojos.

Vivo entre colores, de los ojos;
verdes de Eleonora,
los ocres de Ursula,
los negros de Paula,
los azules de Jimena…
-
En los felices de ocaso y madrugada.

sábado, 7 de marzo de 2009

Tus ojos.



En el amor y suspiros

tus ojos son lagos

de los que humedecido emerjo.


En los días de lluvia son refugio,

una guía, para de la tristeza salir ileso.


En los días de sol bañados

entrecruzo miradas con ellos,

y son mi vida su destello.


Cuando en el amor los cierras

en tu piel, en tus labios, tierras,

nuevos mundos, encierro.

viernes, 6 de marzo de 2009

Tanto la quería.



La quería como el amanecer a un pájaro,
como la alondra ama el suelo,
como los gansos el vuelo.

La apreciaba tan profunda
como manantial, lluvia subterránea,
fuente, deidad del agua.

La sentía tan bella,
como la oscura noche a las estrellas.
Fui ser de su rumbo binario.

La aguardaba como el mar a las gaviotas,
como el océano al delfín y sus cabriolas
Como codicia la orilla a las olas.

Le escribía para que el amor no zozobrara.
En letras, en runas, en grafía,
con poesía sus no sé, los conjuraba.

Le creía como los niños las quimeras,
como la gente de teatro acepta utopías.
Así como los amantes engañados.

La evoco como la nostalgia añora.
Vivo sin el hoy y sin el mañana,
en un antaño perenne, que me araña.

Tanto la quería.

domingo, 1 de marzo de 2009

Recuerdos oscuros,








En estos recuerdos oscuros,
las gotas tamizan la luz.
Cristalinas frases tan tuyas,
dichas en el deseo fugaz,
en una tarde de susurros,
donde yo fui el avestruz.
Otro cuerpo ocupo hoy
en un eslabón de soledades.

sábado, 28 de febrero de 2009

Ella es la llave.


Ella es la llave

que abre mis puertas:

la de mi alegría,

la de mi contento,

la de mi amor que es agua caliente.

Y no permite que salten la chapa,

ni, mis recuerdos,

ni, mis tristezas,

ni, mi melancolía que es agua tan fría.


domingo, 22 de febrero de 2009

Te ofrezco.


Te ofrezco

lo siguiente:

la mano

extendida de un amigo.


Mi locura por la vida.

Mi recuerdo de esa lluvia,

a través de la ventana.


Mis amargos desengaños,

mis ocasionales reproches.


Al niño

que en la corriente

mira alejarse a su barco

entre gritos, tristeza y

soledad en su juego.

viernes, 20 de febrero de 2009


Son milicianos mis ojos

al frente de tu mirada.

Guerrillera es mi boca

asaltando tu labios.


Soy crisálida en tus palmas,

mariposa, en tus bosquejos.

En tu jardín tardo caracol,

consumiéndote las horas.


Rocío en tu intimidad,

humedad en la orilla

de tu cuerpo.

En tus espinas flor de cacto.


Lluvia de estrellas

en tu tiniebla.

Es mi mano en tu vientre,

alba rompiendo la noche.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Tu voz.


...........................Tu voz,

...................... ¡Timbre que

.........................despierta,

...........................alegra,

..........................alarma,

..........................
a mi ser!.

.

martes, 17 de febrero de 2009

Oí al viento


Creí que soñaba,


desperté somnoliento.

Oí al viento violento,


aullando entre las hojas


rompiendo el follaje.



Me arrullo el sonido salvaje


de las rachas.



Me abrace a ti,


e imagine un poema...


Calmando al viento


la llovizna fue armonía.



Con un sentimiento pretérito,


la lluvia había borrado,


al despertar las ideas.

jueves, 12 de febrero de 2009

Retornan veranos y risas.



Vuelvo a su rostro cada otoño,
con taquicardia, risueño. Dichoso.
le confío, secretos, sonrisas
y tiernos abrazos.

En esos mimos,
nos entregamos,
y retornan a nosotros
la infancia y la adolecencia.

Con un beso rozo sus labios.
Me pierdo en sus ojos,
en el olor de su pelo.

Paseamos por parajes
y en una banca, sentados,
damos de comer a las aves.

La cita es de besos tiernos,
No hablamos de nuestros maridajes.

Miramos las gotas de lluvia, 
ella acaricia los vellos de mi brazo,
mientras sus palabras me envuelven.

¡Con cuanta nostalgia
la humedad de nuestros ojos
se cuentan  sus cosas!

En el ocaso decimos adiós,
un no te olvides de mí,
y nos damos un beso.

La miro alejarse.
Regreso a mi hogar,
tan alegre... tan triste.

Mientras la lluvia, repite tu nombre.

martes, 10 de febrero de 2009

Nos sentiamos memoria, amor con lluvia



El alcorque de los árboles anegándose.
Ni un alma en la plaza,
ni en las calles. La lluvia
torrencial resbalaba por la aceras,
y escaleras. Eescurríó por las marquesinas.
nos salpicó en el portal.

.
Mi boca en tus labios,
mi mano bajo tu falda…
Indice y cereza, senos y diluvio
y espasmos bajo tu saya .
Con que furia la lluvia apagó tu grito.
.
Fiera lluvia de Badalona a Barcelona
.
En el temporal que cedía...
recuperamos nuestro respirar.
Fue entonces que aspiramos el aroma de la tierra.
.
Nos sentimos: calle limpia, adoquinada,
lustrosa, viento fresco y memoria,
amor con lluvia, portal y esquina.

Mojados y marginales
nos sabíamos tregua tras la lluvia...
después nos fuimos por las callejas.
.

Desterrados







Fuimos tantas veces huéspedes del césped,
que ya nos conocía el color del cielo.

Descubríamos como críos
las formas de las nubes;
¡ahí una estrella, y una paloma,
mira aquel caballo trotando,
en aquel punto un corazón elevándose;
allá un sapo y la luna con una alondra,
allí entre la nubosidad tus labios!

Ayer, sin ti, recostado en el mismo pasto, mire al firmamento.
No eran las mismas hechuras de antaño
sus estelas y ni por asomo
semejan estas siluetas, a tus ojos,
o aquellos, eros mitológicos, o a mágicos suspiros.

Del recuerdo de este cielo,
me dolió el confirmar que hemos sido desterrados.

domingo, 8 de febrero de 2009

El moreno Oximoron.





Ayer me encontré al portero
cuando entre al edificio de una editorial,
al moreno Oximoron.

Quien con su alegre voz me alerto
¡Quihubo jefe! Como lo mire abatido,
el pregunte el porque y me respondió
con una tristeza infinita. ¡Pues vera jefe!.

Le daré los pormenores
de un resumen detallado
Mi amada me tiene un cariño, sin apego.
Es una música callada,
de rumores fidedignos.

Su incomparable belleza, es su fealdad.
Por ello es de un andar solitario entre muchos.
Es de una sencillez soberbia,
de una banalidad profunda.
¡De una deshonestidad, tan decente!
Coloquialmente: es una crisálida con alas.

De una erudición inculta,
que dialoga conmigo en monólogos.
Su ser, es de una monomanía sensata
e insatisfecha, de la satisfacción
que mis caricias le brindan.

¿Sabe? por amarla la odio
y en mi ignorancia soy sabio,
porque al perderme me encontré,
en las penas que me atan
y me desatan de ella.
Pero... mejor me callo
y le digo mi inferencia:
Mi infortunio es mi fortuna.

¡Bueno! usted es ajedrecista,
se lo diré en su léxico;
soy un peón pasado
en retroceso, soy un gambito sin cambio,
soy un ¡Acomodo! sin tocar,
Una columna abierta ocupada por mis cuitas.
Hoy mi alegría son mis penas,

por haber sido una combinación sin unión.
Un peón en la octava casilla, sin corona,
por una dama blanca, que no es una Señora.

Lo deje ahí y a lo lejos aun sordo, lo oí diciendo:

Para mi ella, fue un mate sin jaque,
en la mini calidad fui un caballo.
Trastocado me quede, al irme de ella,
porque soy un clásico moderno,
Paranoia justificada... un pinché fiancheto… sin flanco.

sábado, 7 de febrero de 2009

Soy


Soy roca en la playa que seduces con tu mar,
sé de tu sabor, por tus olas que me besan y se van.

Reunidas entreluces en tus atardeceres.
Torrente de agua dulce que se mezcla con tu sal.
Oscuridad en altamar sorprendida por tu luz .


Nevado bosque, en el frío de tu ventisca .
Leña a fuego lento, calor en tu lugar.
Humo en el aire disipándose en la oscuridad.
.
Trino, de primeras luces, emigrando a tus oídos,
albor en tu alcoba, en la tibieza de tus suspiros.
Soy tan efímero, como un todo y un nada...
como es la vida misma.

viernes, 6 de febrero de 2009

Rondaré.


Rondaré en el aire
que respires,
estaré en el agua
que te moje.

Seré luna en tu ventana.

T
e miraré en silencio,
cuando leas en el jardín.

Estaré ahí entre las violetas.

Velaré tu sueño,
estaré contigo, en las noches... en el alba,
en la luz que entre por tu lucerna.


Seré cristal, cuando te mires.
Estaré en la tinta, de lo que escribas.

No sabrás de mí. 
Después de tu adiós, pensaras que te olvidé.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Sindrome de abstinencia



Ahí estaba mi piel,
tirada, sobre la acera.
Resguarda por cuatro cintas
En el aire el sonido de sirenas
y el rumorar de los curiosos.

Ahí estaba, mi piel moribunda
con tus huellas por doquier,
aún tibia por tus besos,
por días de sol, arena y mar.
Se veía ensalivada la epidermis,
aún, se quejaba de recuerdos.

Tatuada de sensaciones,
era clara la evidencia de tus dedos.
El forense dijo -mirando a lo alto, al balcón-
No se trata de un suicidio, esta piel fue adicta.
Un síndrome de abstinencia,
fue la causa de su muerte.

Nadie te culpó,
lavaron el piso, se deshicieron de ella.
Ningún telediario,
ni la nota roja, difundieron la noticia.

Por ello... ni te enteraste.

viernes, 30 de enero de 2009

Lluvia color jacaranda.



Las copas de los árboles meciéndose,
disminuyendo el tibio calor de esa tarde,
por el rumor que nos traía el viento fresco.
.
Tu y yo juntos, estrechándonos,
bajo una lluvia de flores color jacaranda.
Cayendo por el piso, alrededor nuestro.

Las olfativas señales. El azul del cielo,
combinándose con los amenazadores,
tonos de gris, la furia impensada del viento.

La luz surcando el cielo, el atronador ruido
y el estallido de la fabulosa lluvia,
humedeciendo nuestros rostros,
los diferentes y vividos colores,
de las flores y de las plantas.

Recuerdo tu rostro,
el viaje a tus bellos ojos,
mi regreso al aroma de la tierra.

Fue una bella tarde de armonía.
Debí morir ese día, que en soledad hoy recuerdo.