jueves, 4 de noviembre de 2010

Sonido de hojas y viento.



¡Como me arrastran los días de sol;
las tardes de lluvia, las tibias noches,
los recuerdos que me robo del árbol,
del mismo, donde grabamos dos peces!

Me gusta el otoño, como renueva,
el paisaje, nos entrega hojas secas,
dice adiós al verano y a la breva,
a los besos, corriendo entre las charcas.

Es que me encantan las noches de estrellas,
de cielo negro, brillando luceros.
Luna, nubes, juego de escodidillas.
Observar la bóveda, saber de Eros.

Recordar tus ojos, peces que grabe
en la corteza del higo, en mi piel.
ante tu mirada y risa que alabe,
todo ello me gusta y me sabe a miel.

Es dichoso quien ama y nunca olvido
el primer latido, a quien en dolor
evoca estío y da oídos al sonido
de hojas y viento, ávida de su olor.