viernes, 20 de febrero de 2009


Son milicianos mis ojos

al frente de tu mirada.

Guerrillera es mi boca

asaltando tu labios.


Soy crisálida en tus palmas,

mariposa, en tus bosquejos.

En tu jardín tardo caracol,

consumiéndote las horas.


Rocío en tu intimidad,

humedad en la orilla

de tu cuerpo.

En tus espinas flor de cacto.


Lluvia de estrellas

en tu tiniebla.

Es mi mano en tu vientre,

alba rompiendo la noche.

4 comentarios:

Jesús Brel dijo...

Al frente de la milicia
camina un poeta amigo:
de su andar hace camino
y su estandarte es la brisa;
su caminar deja huella
y colma el verso de amor,
y de luceros el alba...
y de estrellitas la vida.

Mi abrazo amigo,
Jesús

María dijo...

Cuando nos entregamos somos todo y nada a la vez...es por eso que a veces solo quedan las palabras y tu las unes muy bien.
Un abrazo y un placer leerte.
María.

camiL dijo...

cuando amamos, podemos ser hasta eso que no existe, solo basta con demostrarlo.. y con esas palabras llegas al corazón de cualquier persona dispuesta a tomarlas..
um gusto leerte!

Mónica Angelino dijo...

"alba rompiendo la noche...." excelente imagen!

Me gusto mucho tu blogs.
Una gran alegría conocer tu espacio!

Mónica