viernes, 6 de febrero de 2009

Rondaré.


Rondaré en el aire
que respires,
estaré en el agua
que te moje.

Seré luna en tu ventana.

Sin decirte que te quiero
te miraré en silencio,
cuando leas en el jardín.

Estaré ahí entre las violetas.

Velaré tu sueño,
estaré contigo, en las noches... en las albas,
en la luz que entre por tu lucerna.


Sere cristal, cuando te mires.
Estaré en la tinta, de lo que escribas.

No sabrás de mí. 
Después de tu adiós, pensaras que te olvide.

6 comentarios:

Ale Abboud dijo...

hola gaby tanto tiempo ! acá nos encontramos otra vez , yo tambien me abrí un blog para publicar mis poemas , y debo decirte que este que leí me conmovíó , es hermoso y traspasa el corazón , te dejo un beso grande y nos vemos !!! bessosoosos
Alejandra

Jesús Brel dijo...

La constancia y la fidelidad
a un amor (nunca olvidado),
recorren las fibras sensibles,
la mirada atenta del lector
pasea inquieta por cada verso
que desnuda a tu poema.

Vine a dejarte mi afecto y mi abrazo, sinceramente,

Jesús

Clarisa Vitantonio dijo...

Gabriel,

Querer todavía en la ausencia, precioso poema. Por lo que dice y no dice, en el todavía no irse. Precioso. Ya me he convertido en seguidora.

Un abrazo
Clarisa

Gabriel dijo...

Hola Alejandra

Es para mi una grata noticia que estes aquí en mis letras Gracias por tu bella comentario

Un beso,te estare visitando

Gabriel

Gabriel dijo...

Hola Jesús


Me gusta el que estés aquí
Tú sabes que me gusta tu manera de escribir Gracias por tu afecto que es completamente correspondido


Recibe un fuerte abrazo

Gabriel dijo...

Clarisa te agradezco tu presencia
y tus hermosos comentarios

Recibe mi afecto y cariño

Gabriel