sábado, 28 de febrero de 2009

Ella es la llave.


Ella es la llave

que abre mis puertas:

la de mi alegría,

la de mi contento,

la de mi amor que es agua caliente.

Y no permite que salten la chapa,

ni, mis recuerdos,

ni, mis tristezas,

ni, mi melancolía que es agua tan fría.


domingo, 22 de febrero de 2009

Te ofrezco.


Te ofrezco

lo siguiente:

la mano

extendida de un amigo.


Mi locura por la vida.

Mi recuerdo de esa lluvia,

a través de la ventana.


Mis amargos desengaños,

mis ocasionales reproches.


Al niño

que en la corriente

mira alejarse a su barco

entre gritos, tristeza y

soledad en su juego.

viernes, 20 de febrero de 2009


Son milicianos mis ojos

al frente de tu mirada.

Guerrillera es mi boca

asaltando tu labios.


Soy crisálida en tus palmas,

mariposa, en tus bosquejos.

En tu jardín tardo caracol,

consumiéndote las horas.


Rocío en tu intimidad,

humedad en la orilla

de tu cuerpo.

En tus espinas flor de cacto.


Lluvia de estrellas

en tu tiniebla.

Es mi mano en tu vientre,

alba rompiendo la noche.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Tu voz.


...........................Tu voz,

...................... ¡Timbre que

.........................despierta,

...........................alegra,

..........................alarma,

..........................
a mi ser!.

.

martes, 17 de febrero de 2009

Oí al viento


Creí que soñaba,


desperté somnoliento.

Oí al viento violento,


aullando entre las hojas


rompiendo el follaje.



Me arrullo el sonido salvaje


de las rachas.



Me abrace a ti,


e imagine un poema...


Calmando al viento


la llovizna fue armonía.



Con un sentimiento pretérito,


la lluvia había borrado,


al despertar las ideas.

jueves, 12 de febrero de 2009

Retornan veranos y risas.



Vuelvo a su rostro cada otoño,
con taquicardia, risueño. Dichoso.
le confío, secretos, sonrisas
y tiernos abrazos.

En esos mimos,
nos entregamos,
y retornan a nosotros
la infancia y la adolecencia.

Con un beso rozo sus labios.
Me pierdo en sus ojos,
en el olor de su pelo.

Paseamos por parajes
y en una banca, sentados,
damos de comer a las aves.

La cita es de besos tiernos,
No hablamos de nuestros maridajes.

Miramos las gotas de lluvia, 
ella acaricia los vellos de mi brazo,
mientras sus palabras me envuelven.

¡Con cuanta nostalgia
la humedad de nuestros ojos
se cuentan  sus cosas!

En el ocaso decimos adiós,
un no te olvides de mí,
y nos damos un beso.

La miro alejarse.
Regreso a mi hogar,
tan alegre... tan triste.

Mientras la lluvia, repite tu nombre.

martes, 10 de febrero de 2009

Nos sentiamos memoria, amor con lluvia



El alcorque de los árboles anegándose.
Ni un alma en la plaza,
ni en las calles. La lluvia
torrencial resbalaba por la aceras,
y escaleras. Eescurríó por las marquesinas.
nos salpicó en el portal.

.
Mi boca en tus labios,
mi mano bajo tu falda…
Indice y cereza, senos y diluvio
y espasmos bajo tu saya .
Con que furia la lluvia apagó tu grito.
.
Fiera lluvia de Badalona a Barcelona
.
En el temporal que cedía...
recuperamos nuestro respirar.
Fue entonces que aspiramos el aroma de la tierra.
.
Nos sentimos: calle limpia, adoquinada,
lustrosa, viento fresco y memoria,
amor con lluvia, portal y esquina.

Mojados y marginales
nos sabíamos tregua tras la lluvia...
después nos fuimos por las callejas.
.

Desterrados







Fuimos tantas veces huéspedes del césped,
que ya nos conocía el color del cielo.

Descubríamos como críos
las formas de las nubes;
¡ahí una estrella, y una paloma,
mira aquel caballo trotando,
en aquel punto un corazón elevándose;
allá un sapo y la luna con una alondra,
allí entre la nubosidad tus labios!

Ayer, sin ti, recostado en el mismo pasto, mire al firmamento.
No eran las mismas hechuras de antaño
sus estelas y ni por asomo
semejan estas siluetas, a tus ojos,
o aquellos, eros mitológicos, o a mágicos suspiros.

Del recuerdo de este cielo,
me dolió el confirmar que hemos sido desterrados.

domingo, 8 de febrero de 2009

El moreno Oximoron.





Ayer me encontré al portero
cuando entre al edificio de una editorial,
al moreno Oximoron.

Quien con su alegre voz me alerto
¡Quihubo jefe! Como lo mire abatido,
el pregunte el porque y me respondió
con una tristeza infinita. ¡Pues vera jefe!.

Le daré los pormenores
de un resumen detallado
Mi amada me tiene un cariño, sin apego.
Es una música callada,
de rumores fidedignos.

Su incomparable belleza, es su fealdad.
Por ello es de un andar solitario entre muchos.
Es de una sencillez soberbia,
de una banalidad profunda.
¡De una deshonestidad, tan decente!
Coloquialmente: es una crisálida con alas.

De una erudición inculta,
que dialoga conmigo en monólogos.
Su ser, es de una monomanía sensata
e insatisfecha, de la satisfacción
que mis caricias le brindan.

¿Sabe? por amarla la odio
y en mi ignorancia soy sabio,
porque al perderme me encontré,
en las penas que me atan
y me desatan de ella.
Pero... mejor me callo
y le digo mi inferencia:
Mi infortunio es mi fortuna.

¡Bueno! usted es ajedrecista,
se lo diré en su léxico;
soy un peón pasado
en retroceso, soy un gambito sin cambio,
soy un ¡Acomodo! sin tocar,
Una columna abierta ocupada por mis cuitas.
Hoy mi alegría son mis penas,

por haber sido una combinación sin unión.
Un peón en la octava casilla, sin corona,
por una dama blanca, que no es una Señora.

Lo deje ahí y a lo lejos aun sordo, lo oí diciendo:

Para mi ella, fue un mate sin jaque,
en la mini calidad fui un caballo.
Trastocado me quede, al irme de ella,
porque soy un clásico moderno,
Paranoia justificada... un pinché fiancheto… sin flanco.

sábado, 7 de febrero de 2009

Soy


Soy roca en la playa que seduces con tu mar,
sé de tu sabor, por tus olas que me besan y se van.

Reunidas entreluces en tus atardeceres.
Torrente de agua dulce que se mezcla con tu sal.
Oscuridad en altamar sorprendida por tu luz .


Nevado bosque, en el frío de tu ventisca .
Leña a fuego lento, calor en tu lugar.
Humo en el aire disipándose en la oscuridad.
.
Trino, de primeras luces, emigrando a tus oídos,
albor en tu alcoba, en la tibieza de tus suspiros.
Soy tan efímero, como un todo y un nada...
como es la vida misma.

viernes, 6 de febrero de 2009

Rondaré.


Rondaré en el aire
que respires,
estaré en el agua
que te moje.

Seré luna en tu ventana.

Sin decirte que te quiero
te miraré en silencio,
cuando leas en el jardín.

Estaré ahí entre las violetas.

Velaré tu sueño,
estaré contigo, en las noches... en las albas,
en la luz que entre por tu lucerna.


Sere cristal, cuando te mires.
Estaré en la tinta, de lo que escribas.

No sabrás de mí. 
Después de tu adiós, pensaras que te olvide.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Sindrome de abstinencia



Ahí estaba mi piel,
tirada, sobre la acera.
Resguarda por cuatro cintas
En el aire el sonido de sirenas
y el rumorar de los curiosos.

Ahí estaba, mi piel moribunda
con tus huellas por doquier,
aún tibia por tus besos,
por días de sol, arena y mar.
Se veía ensalivada la epidermis,
aún, se quejaba de recuerdos.

Tatuada de sensaciones,
era clara la evidencia de tus dedos.
El forense dijo -mirando a lo alto, al balcón-
No se trata de un suicidio, esta piel fue adicta.
Un síndrome de abstinencia,
fue la causa de su muerte.

Nadie te culpó,
lavaron el piso, se deshicieron de ella.
Ningún telediario,
ni la nota roja, difundieron la noticia.

Por ello... ni te enteraste.