domingo, 31 de enero de 2010

Ve y pregunta.





Ve y pregunta a la mar,
como me pierdo cuando tú no estas,
entre azul, ocaso y lejanía.

A la playa,

la veces que entre mis manos,
he contado las olas, lo ha visto la arena.

Consulta a las alturas.
¿Sí me sé de memoria sus luceros?

A la luna herida pregúntale

por mi arañar en su metal,
en el sin ti de mis noches.
.
A la noche
a la que le sirve de referencia la superficie de mi sombra.

Ve, e inquiere al universo,
los años luz que por ti viajo, cuando estas ausente.
Sabrás de lo hoyos negros donde me extravió.

Pregunta a la naturaleza,
lo que yo te amo.


Pregunta a la lluvia,
a esa amante que ya no me habla.

Te dirán, que de ti estoy enamorado.

Después lo sé... te odiaran.





jueves, 28 de enero de 2010

Lluvia color jacaranda.






Tu y yo juntos, estrechándonos,
bajo una lluvia de flores, color jacaranda.
Cayendo por el piso, alrededor nuestro.

Las copas de los árboles meciendose,
disminuyendo el tibio calor de esa tarde,
por el rumor que nos traía el viento fresco.


Las olfativas señales. El azul del cielo,
combinándose con los amenazadores,
tonos de gris, la furia impensada del viento.

La luz surcando el cielo, el atronador ruido
y el estallido de la fabulosa lluvia,
humedeciendo nuestros rostros,
los diferentes y vividos colores,
de las flores y de las plantas.

Recuerdo tu rostro,
el viaje a tus bellos ojos,
mi regreso al aroma de la tierra.
Fue una bella tarde de armonía.

Debí morir ese día, que en soledad, hoy recuerdo.

jueves, 14 de enero de 2010

Todavia.


Todavía

te vivo en mis alegrías

y en el día a día,

rasgo a rasgo, te dibujo.


A veces tu recuerdo

alza el vuelo, parece que se aleja.

pero gira y regresa, se arremolina

tu aguafuerte en mi juicio.


Todavía

mi voz se quiebra,

al ir a la mar, al mirar,

ver en el tu silueta

de retrato de boda.


Todavía

Refresca a la salina brisa;

el viento de tu pintura,

lo bello de tu sonrisa,

tu rumor de caracola.


Todavía

Mi ser dosifica tu fragancia

en mi laberinto de ensueños

y en los ocasos que miro.


Todavía

después de tantos años

de tanto desierto… de tanta distancia.

miércoles, 13 de enero de 2010

De ti.









De ti
los grises de tus ojos.
Los sueños que recuerdo.

Versos,
en el desperdicio de papeles.


De ti
susurros, que por las noches,
musitan olvido.

De ti
golondrinas de primeras luces
que en redondo viran 

Aún, a mí sonríes
en tu charla,
en tus labias.
Metáforas en el aire,
siempre en prisa.

De ti
tus varias sombras;
en el nido,
en el solar,
en el huerto,
en las hamacas.

Bajo la sombra de los árboles,
el jardín te olvida.

sábado, 9 de enero de 2010

Tanka Amor en gris.



Sobre los grises,
frío y el aguanieve
Besos furtivos.
Y los àrboles sin hojas
detrás de la ventana.

martes, 5 de enero de 2010

Ave Mar



Eso fuiste tú:
mar,
hiriendo mis pupilas
de insondable azul.

Pleamar y mar abierto
Voces en mi playa, que aún
se arraigan y se van.

Planeando los te quiero:
fuiste alba en vuelo,
avecilla de sal,
ocasos de trino,
y ternura de ala,
en mis noches.

Llegaste a mi orilla,
anidando en mis mañanas.
Fuiste brisa.
Fuiste los aromas,
en los que aún te pienso.
Colores fuiste de horizonte
y ave.

Un día entre las olas,
te extraviaste.
Nunca supe que parte
de ti, era ave... era mar.
era cierto... era olvido.

A veces creo que aun te miro,
en la distancia.
En horizonte se confunde
el cielo, la mar y tu vuelo,
en un dibujo azul de artista.

Se apaga la tarde,
se encienden las luces...