jueves, 14 de enero de 2010

Todavia.


Todavía

te vivo en mis alegrías

y en el día a día,

rasgo a rasgo, te dibujo.


A veces tu recuerdo

alza el vuelo, parece que se aleja.

pero gira y regresa, se arremolina

tu aguafuerte en mi juicio.


Todavía

mi voz se quiebra,

al ir a la mar, al mirar,

ver en el tu silueta

de retrato de boda.


Todavía

Refresca a la salina brisa;

el viento de tu pintura,

lo bello de tu sonrisa,

tu rumor de caracola.


Todavía

Mi ser dosifica tu fragancia

en mi laberinto de ensueños

y en los ocasos que miro.


Todavía

después de tantos años

de tanto desierto… de tanta distancia.

3 comentarios:

Claudieta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Isabel dijo...

Todavía, el amor permanece y qué hermoso lo dices Gabriel

Un beso

Ío dijo...

Tu aguafuerte en mi juicio ..... hay tanto encerrado en tus palabras, Gabriel¡¡
Un beso

Ío