viernes, 25 de marzo de 2011

¡A que volver!




A que volver, si no serán lo mismos
los riachuelos de aguas cristalinas,
que fuesen bautismo, de nuestros juegos.
Árboles, pájaros y tirachinas;

volando cometas, asando maíz,
robar frutos vecinos y correr.
¡Ay de nuestro amor, infancia, raíz!
Tristes llegar a casa, a no querer.

¿Regresar al río? agua oscura y sucia,
con tóxicos. Flotando su basura
¿Repatriar los recuerdos desleídos?


Lo pienso ¿a que volver a tiempos idos?
sí en metrópoli de calleja oscura,
de noche regreso a mi niña rubia.

sábado, 12 de marzo de 2011

Lluvia





En tu lejanía



eres


        ¡lluvia



de pretéritas tardes,



frías, melancólicas y tristes!




En tu proximidad


eres:


          ¡Furia



de tormenta



gritando: te quiero,


tu ser,

            tu cercanía¡

domingo, 6 de marzo de 2011

Cuando en las noches me acuesto




Cuando en las noches me acuesto
la almohada pregunta
y las sabanas insisten:
¿cómo es ella?
y no me dejan dormir
si no les contesto.

Pues verán comienzo,
como contando un cuento:
Sus ojos dos caramelos
donde brillan dos risas
y el conjunto de su cara
semeja una niña.

En esta parte del relato
sienten ya celos
pero disimulando me dicen
¡relata, relata!

Su cuerpo es bello y
ligero con un andar travieso,
y como ustedes tibios sus senos,
hermosos y firmes,
que a ella me atan.

¡ Y es alegría
que invade mis sueños!
¡Alegría su boca
con todos sus besos!

¡ Alegría su cuerpo
oro puro
que mueve señero!

¡ Y alegría su piel
agua fresca, brisa suave
que ahuyenta mi hiel!

¡ Ay sabana y
esa manera de ser,
ese vivir,
ese ser florecer,
donde olvido mi tristeza!