martes, 25 de marzo de 2014

No bese sus labios



Si por poder pudiera,
a los días regresar de adolescencia,
presente estar pidiera
al rato de demencia,
que no bese tus labios por decencia.

Ignorar tu reproche,
beber de tu boca o rozar tu labio,
desnudarte en el coche
Olvidarme del miedo y del agobio.
Haber palpado,  de ti lo pelirrubio.

No se vuelve al pasado,
solo deseos regresan en sueño. 

No vivas apenado,
tampoco en el ensueño,
que de la experiencia nadie es el dueño.