sábado, 9 de enero de 2016

Traductor de sueños.






Me dijo: hasta un poeta lo entiende
y me explicó su funcionamiento:

¡Es muy sencillo!
este electrodo y la cinta
en la muñeca izquierda.
Con guata, se emplea,
este otro en la cabeza.
Pero antes, elija la escuela
analítica, que traduzca su sueños.

Aquí una serie de psicólogos:

apunte la aguja, por ejemplo
a Jung, si usted disiente del origen sexual
de los sueños. Mire interpreta símbolos
del inconsciente colectivo y arquetipos,
a poetas místicos, ocultos o góticos.

Aquí alfred Aldler, sí ella o él

es un lírico, con sentimiento
sombrío, o de inferioridad.
Y aquí Oto... Oto Rank , 
traduce al poeta atormentado,
que si sueña y besa a su madre,
le cuenta: que no, que no, es complejo de Edipo.
.
Karen Horney, es una sintonia
ideal para las damas poetisas,
contradice su envidia del pene,
en caso de soñar con el Jin Mao,
y otros phallus... de Shanghai.

Aquí esta Lacan, estructuralista,

si, es rapsoda abstracta o matemática.
¡Si piensa triste o en rima de lluvia
melancólica, o muy, muy depresiva,
en este caso indique a Melaine Klein!
flematica, de clima frió... muy inglesa!

Por si, no es millonario y es un juglar...

que trabaja, señale a Stack Sullivan
Por sí  sueña, que mientras labora
no consideran su lira. El aparato descifra, 
del confuso sueño:  que sí, que el jefe le aprecia
 y así, el ansia cesa.

Aquí el clásico de clásicos:

Freud. Los lapsus y los sueños
son realización de inconscientes deseos;
de helados, parricidios o besos.

No recomendable para poetas

gays o poetisas lesbianas.
Por eso de: "Es una perversión,
la homosexualidad,
una desviación de lo estándar". 

Sí sus ensueños con hachís son utópicos,
deseando cambiar al mundo e innova un Monte Verita;
tejiendo orgias, amor libre y promiscuidad.
Lo mejor es el errabundo de Otto Gross.


Erich Fromm, para cualquier caso de vate,
si quiere saber, más del amar y su arte.
Wilhelm Reich para los sueños, de los obreros.
¡Pero ellos, el traductor lo pueden comprar,
no, con esos sueldos!