viernes, 6 de diciembre de 2013

Ergástula.


Detenido estoy en el pasado. En prisión lóbrega

cerrada, oscura. Subterráneas mis pasiones

no ven la luz. En encierro oigo al búho ulular,

los graznidos de un cuervo y a las palomas zurear.

Anhelos idos se elevan sobre mis días. 



Temblor me dan tus oscuridades de estantigua.

Extraño el céfiro matinal, suave, placido

que acariciaba mi rostro y añoro de ti tu gracia,

tu donaire. Tu silueta figulina.


¡Que puedo agregar, sí lo que siento es inefable!

¿Qué palabras podrían explicar la negrura,

de mi oscuro pesar? Fuiste una tirana, porque te quería.

Tú talaste mis olivos, cortaste mis encinas,

y alejaste a mis  pájaros. En paisaje yermo

convertiste, el amor que te tenia. Inhóspito hoy,

Sólo observo un cielo de nubes grises y de viento.

Insepulto, hoy soy ulcera NOLI ME TÁNGERE.

No hay comentarios: