sábado, 24 de abril de 2010

Paloma, alba y luna.




Luna de antaño.



alba que rasga mis sueños.



paloma en la plaza de mi piel.


Me dices que no entiendes que a tantos años

de nuestro rompimiento

te escriba poemas, visites mis noches.

No comprendes, el por qué en ti pienso,

en el sin ti, de mis noches,

ni entiendes, el por qué me marche.


Y tu imagen

desmiente tu interior reproche;

al verte frente al espejo,

el mismo ajustado vestido,

que tanto me atrajo.


El cristal refleja,

tu linda figura,

ni un centímetro más de cintura,

de cuando de ti me enamoré.

La misma, bellisima estampa.


El espejo no refleja ninguna estría;

Tampoco te confiesa, mis noches

viendo a la Luna sin tus caricias.

Ni  mis desvelos cuidando tu sueño,

ni mis besos en tu mejillas.


Las lunas odian a la Luna.

Hoy en el sin mi de tus noches,

¿Que reproches escucha tu espejo?

2 comentarios:

ISABEL MIRALLES dijo...

"Tú...
Luna de antaño y luceros.
Alba que rasga mis sueños.
Paloma, en la plaza de mi piel"

¡Preciosos versos! Un placer leerlos.

Gracias Gabriel por pasarte por mi casa de poemas.

Un abrazo.

Ío dijo...

El objeto del amor no envejece dentro de nosotros; por mucho que pase el tiempo siempre la verás así, eternamente bella y joven.
Muy bello poema, Gabriel
Besos

Ío