miércoles, 14 de agosto de 2013

Abre sus ojos te mira




Una página
es como una mujer
que te mira,
y espera;
transparente,
sumisa,
suave, ausente
que desnuda,
te espera,


y junta
sus grandes
pestañas. 


Da tanto desasosiego,
el equivocarte
en los vocablos,
o en las pausas.

Rehacer lo hecho,
un nuevo inicio,
casi siempre
rompe el hechizo.

Mudo, esperas
que tu mensaje
nazca
dulce,
tentador,
seductivo,
claro y bello.

Al surgir la euforia
es entonces
que la llenas
de palabras,
y le susurras
tiernas voces de amor.

Y en el embeleso
la ensalivas, la abrazas,
con ella te fundes.

Te preguntas
cuanto es que la quieres.

Ella sigue ahí,
pero ahora vestida,
de voces, plena de frases,
echa poesía.


Es entonces que abre sus ojos,
y con otro brillo de nuevo te mira

martes, 13 de agosto de 2013

De ocaso y madrugada




Vivo entre
los verdes
de la hojas,
de pradera, de jardines, 

y floresta.
Entre el limón de tus ojos permisivos.

Entre mis amarillos,
de Naranjos
y Jazmines.
Entre los amarillos de arbustos,
Girasoles y Crisantemos...
entre el amarillo otoño de tus ojos.

Entre mis negros;
de gato, de potro,
de oscuridad, sin luceros,
de mata de pelo, 
de pozo, y túnel,
y de boca de lobo...
entre la magia de tus ojazos brujos.

Entre mis azules
de Petunias, de Felicias
y Lobelias,
de lago
y Heliotropo.

De los matices del añil que yo recuerdo,
entre indigos de mar y cielo...
entre los Jacarandas de tus lindos ojos.

Vivo entre colores,
de los ojos;
verdes de Aubriel,
los ocres de Ursula,
los negros de Paula
los azules de Jimena…
en los ratos felices de ocaso y madrugada.
_________________