domingo, 10 de marzo de 2013

Días grisdulces, agritristes.



Te vi pasar y fue una rapsodia
de insomnio, de días de poesía.
Mataba el tiempo asomado a tus ojos

No volverá a ser más mi alma de tus labios.
No tornaran aquellas tardes de lujuria,
que se llenaban de Luna... y de besos.

Hoy soy una hoja separada de ti,
inicio que no te retiene.
Un a
mar como te amo.

Las gotas de lluvia me acompañan hoy
son como notas de piano,
tristes, muy tristes,
que hablan de ti y me mojan.