sábado, 24 de abril de 2010

Paloma, alba y luna.




Luna de antaño.



alba que rasga mis sueños.



paloma en la plaza de mi piel.


Me dices que no entiendes que a tantos años

de nuestro rompimiento

te escriba poemas, visites mis noches.

No comprendes, el por qué en ti pienso,

en el sin ti, de mis noches,

ni entiendes, el por qué me marche.


Y tu imagen

desmiente tu interior reproche;

al verte frente al espejo,

el mismo ajustado vestido,

que tanto me atrajo.


El cristal refleja,

tu linda figura,

ni un centímetro más de cintura,

de cuando de ti me enamoré.

La misma, bellisima estampa.


El espejo no refleja ninguna estría;

Tampoco te confiesa, mis noches

viendo a la Luna sin tus caricias.

Ni  mis desvelos cuidando tu sueño,

ni mis besos en tu mejillas.


Las lunas odian a la Luna.

Hoy en el sin mi de tus noches,

¿Que reproches escucha tu espejo?

lunes, 12 de abril de 2010

Dos niños




Tu cara de niña,

tus ojos de niña.

Mis ojos de niño, gritando

a los tuyos: te quiero

¡Tu boca de niña y tu tez

Mi boca de niño aquel pez


Se trasformo el paisaje

y crecieron tus ojos,

crecieron los míos.

Crecieron nuestros cuerpos,

maduraron nuestras bocas

conocimos a otras gentes,

y nuestros besos, se dieron,


por desencuentros, en labios ajenos.


Mi alma de niño

a pesar de tantos años.

mi alma de niño, no creció

y te sigue queriendo.

Mis ojos no te recuerdan,
pero lo hacen mis sueños.